0

Fase Final Restauración Torre de la Calahorra

Publicado por el .

Torre de la Calahorra desde el Puente Romano

La restauración de la Torre de la Calahorra se encuentra en su fase final. Los trabajos iniciados en enero del 2007 están dejando a la vista distintos elementos que aportan nueva información sobre sus distintos momentos históricos , que terminarán más realzadas en su cuerpo.

La fisonomía de la puerta islámica , el origen de la edificación defensiva que sufrió diferentes transformaciones a lo largo del tiempo, será el principal aliciente que notará quien estudie visualmente la fachada principal de la torre del siglo XIV , ya libre de andamios y pinturas.

Juan Cuenca, el arquitecto director de la restauración , explica que la diferencia está en que antes "se adivinaba lo que era la puerta islámica, pero ahora veremos su contorno y se quedarán perfectamente señalados sus límites".

Quitando alrededor de 50 centímetros de pavimento que se colocó a mitad del siglo veinte, la Torre de la Calahorra lucirá con su cubierta primitiva. Es aquí donde surge una incógnita que el propio Cuenca esta estudiando, asesorado por un equipo de Arqueólogos y un profesor de la UCO. "No sabemos de qué época es –señala Cuenca–, pero la impermeabilizaremos y le pondremos un pavimento de madera más alto para que sirva de mirador" que pueda levantarse para poder estudiarla; se podrían celebrar allí actos culturales , de forma restringida.

Torre de la Calahorra, vista desde el otro lado del río Guadalquivir

Otro de los elementos que ha quedado al descubierto y que se podrá ver desde la fachada es la almena que sobresale incrustada en el cuerpo de la torre cuando se le quiten las piedras que la mantenían oculta . Desde dos lugares más se reproduce el descubrimiento, pero en ellos no se aprecia la forma piramidal. También cabe recordar la terraza de la puerta islámica, que estaba a un nivel más bajo y sus almenas.

En la parte baja de la fachada , en el lugar donde esta el hueco que en otro tiempo tuvo un puente levadizo se van a realizar algunas actuaciones. El arco apuntado que se restauro a mediados del siglo XX recuperará su original forma redondeada. En un momento histórico por determinar se construye una entreplanta que divide el enorme vano de la puerta islámica, permitiendo su acceso a través del puente levadizo. Esta es una teoría confirmada; el arco se retoca ahora para corregir la fractura que provocó el puente. Ahora se rectifica, manteniendo la huella para que se vean las diferencias entre las diversas etapas.

En la zona de los lóbulos, ubicación de los cuerpos de guardia, surgen saeteras para disparar; antes estaban ocultas. Se han restaurado para mostrar la naturaleza defensiva del edificio patente en distintas partes de la torre, donde se han hallado huecos, algunos rudimentarios, de épocas posteriores. Su interior, de cúpulas de ladrillo, se quedará vacío pero no será visitable.

También ha quedado descubierta una pequeña puerta en la barbacana, cuyo origen no esta claro. Cuenca, apoyándose en los archivos municipales, cree que señalan que el desvío del puente que se hizo durante el mandato de Enrique II era de piedra y se cayó, habilitándose otro acceso por quedar este incomunicado.

Te puede interesar

Escribe un comentario