0

Los bonsáis se exponen en el Jardín Botánico de Córdoba

Publicado por el .

Espectacular bonsái

La técnica de los bonsái se remonta hace unos 23 siglos, concretamente en el siglo III A.C., cuando era un arte exclusivo de la realeza china.

Ya desde entonces en China se conseguía un árbol en miniatura que tenía las mismas características de sus hermanos mayores de la naturaleza.

Su gran difusión comenzó con la dinastía Tsin, que lo extendió entre la burguesía.

Los olivos, olmos o acebuches de hasta 1,20 metros no son de aquellos tiempos, son el resultado del trabajo y dedicación de los cordobeses que tienen esta técnica como parte de su hobby o tiempo libre y que se exponen en el Jardín Botánico de Córdoba.

Los cuidados de un bonsái precisan la atención continuada del árbol, de la raíz a las hojas, siendo importante todas sus faenas, como la renovación de raíces o la poda.

Es importante conseguir una planta de la tierra, como el acebuche, para comenzar a trabajar la técnica de los bonsái, donde se cortarán primero unas hojas, creando una rama que dará aspecto de vejez y el alambrado para señalar a las ramas su dirección de crecimiento.

Por paralizar su crecimiento por el frío, la época invernal es muy apropiada para el inicio en la técnica del bonsái, por resultar su poda más fácil.

La primavera es la estación adecuada para mostrar el esplendor de la planta, con su incremento de hojas, colores más intensos o sus frutos.

Jardín Botánico de Córdoba

Te puede interesar

Escribe un comentario